Tambien Hemos despojar el texto sobre cualquier mensaje revolucionario feminista en defensa sobre la emancipacion de la mujer.

Tambien Hemos despojar el texto sobre cualquier mensaje revolucionario feminista en defensa sobre la emancipacion de la mujer.

Lisistrata no puede, por lo tanto, considerarse como la critica al belicismo ateniense ni encierra un alegato pacifista, incomprensible en la Atenas que se obstinaba en proseguir el conflicto armado con el respaldo sobre su torso domiciliado, beneficiario ultimo sobre la intervencion imperialista que tanta prosperidad economica, politica desplazandolo hacia el pelo cultural habia acarreado a la poblacion. La protagonista, Asimismo, nunca quiere la tranquilidad a todo valor sino un acuerdo aceptable para ambos bandos asi­ como dejar la guerra para el proverbial enemigo griego: el Imperio persa.

El autor exhibe la conducta misogina en toda la obra, desplazandolo hacia el pelo a la procacidad de las chicas anade la presencia sobre ancianas feas e indecentes en una conducta coherente con el tono comico, con los varones asistente a la reforma y las convenciones sociales asi­ como culturales del instante.

Asimismo, esa supuesta libertad de accion que despliegan las hembras maneras pieza del caracter utopico de la situacion, acentua la comicidad de estas escenas y no ha transpirado nunca debe enmascarar la condicion real de estas chicas que tambien terminan asumiendo comportamientos masculinos (lo que generaba de mi?s grande hilaridad) y al realizarlo nunca realizan mas que reafirmar el prototipo social tradicionalista.

Igual que brillo devoto de la mundo ateniense, Lisistrata expone crudamente la condicion de estas hembras, marginadas asi­ como recluidas en el hogar; no se les posibilita hablar ni opinar y se les conmina a que se dediquen a hilar pues, de lo contrario, les dolera la cabeza por las golpes recibidos.

Esta reclusion de estas hembras no unico aparece denunciada con palabras sino en la propia movimiento dramatica: Lisistrata muestra su enojo por motivo de que las chicas no acuden a su llamamiento desplazandolo hacia el pelo Calonica le explica las razones sobre esa desaparicion: si la posee que ocuparse del marido, otra, sobre acostar al nino y otra, sobre banarlo; la totalidad de estan retenidas por las labores del hogar que las apartan de estas tareas publicas.

Aunque Lisistrata tambien da la advertencia a las ciudadanos atenienses para que administren la polis del tiempo forma que las chicas llevan el hogar y compara la diligencia femenina en las tareas domesticas con la transparencia asi­ como eficiencia con la que debian ser llevados las asuntos ciudadanos: y no ha transpirado de este modo como al cardar la lanas se retiraban los vellones sobre penosa calidad, del igual estilo habia que obrar con algunos que medraban de producir las magistraturas.

Nunca obstante, en esa comicidad misogina podri­amos encontrar un tasacii?n mujeril incontrovertible: reconocemos en las hembras el convencimiento sobre que se encuentran en una posicion subordinada desplazandolo hacia el pelo, aunque no se plantean subvertirla en forma alguno, si comprobamos la red tejida entre ellas, su absoluta orden a cooperar, la comunicacion comprensiva y no ha transpirado empatica entre ellas y, en definitiva, todo aquello que actualmente en dia definimos como sororidad.

Como la desesperacion sobre las enemigos espartanos por la desaparicion sobre sexo iguala a la sobre los varones de Atenas, envian un heraldo a negociar y este aparece plenamente erecto, rotundo no solo fisicamente sino Ademi?s en sus palabras: toda Lacedemonia esta levantada (sexualmente), todos las aliados, erectos; las chicas nunca les permiten tocarles el “mirto” Incluso que se firme la tranquilidad. Una oportunidad lograda esta, en el desenlace de la comedia, Lisistrata exhorta a laconios y atenienses an eludir un error similar en el manana.

Desde la observacion del siglo XX, Lisistrata ha sido recuperada en las estudios sobre genero asi­ como en las representaciones teatrales igual que simbolo sobre cГіmo ver quiГ©n le gusta el sexsearch sin pagar los valores del pacifismo, de la emancipacion femenina desplazandolo hacia el pelo la liberacion sexual. Sin embargo no debemos relegar, primero sobre formular una interpretacion ajustada a nuestros anhelos, que Aristofanes, como autor de comedias, debia atender, si queria cosechar Con El Fin De su trabajo un gigantesco triunfo, a la solicitud del publico que asistia a la representacion, un publico integrado por hombres que reirian ante esta circunstancia utopica. Desde luego, cubo el tono sexual de la comedia asi­ como la irrealidad de la trama, el triunfo estaba asegurado.

Odgovori

Vaša adresa e-pošte neće biti objavljena.